post

Lluís Molada: “si hacemos un juego colectivo podemos ganar a Emevé”

Lluís E. Molada se estrena como nuevo titular del cuerpo técnico esta semana con la visita a Lugo, donde le espera un Arenal Emevé debutante que ha irrumpido con fuerza en la Superliga. El equipo de Diego Taboada ocupa el sexto lugar de la clasificación, un total de 12 equipos, y suma 22 puntos. En Manacor, el ConectaBalear logró arrancarle el primer set pero luego ya no fue posible parar la maquinaria de su receptor Víctor Bouza.

Para frenar la racha del equipo lucense, el ConectaBalear viaja a su feudo con el objetivo claro de hacer un juego ofensivo, y sobretodo colectivo. Esta es la receta del nuevo entrenador que anuncia una línea continuista a la de antecesor Jaume Febrer: “seguiremos trabajando el juego colectivo que nos ha empezado a funcionar en las dos útimas semanas. Si nuestra actuación es de anteponer el equipo por delante de los individuos seremos mejores y podremos ganar” ha confirmado Molada.

El técnico de 29 años que hasta ahora era el asistente de Febrer, parte con toda la plantilla al completo “lo que nos permite entrenar en mejores condiciones que las sufridas en la primera vuelta y tener así más recursos de cara a los partido que nos vienen”. Del rival Arenal Emevé, Molada afirmó que “es el equipo revelación de la Superliga. Se le ve muy seguro y practica un juego regular”.

Respecto a la repercusión que pueda tener la reciente marcha de Febrer sobre el partido del sábado en Lugo, Molada ha afirmado que “evidentemente nos ha afectado su marcha. A partir de ahí somos un equipo de jugadores profesionales y el cuerpo técnico ha entendido la situación y ahora lo que toca es tirar hacia adelante”. Vamos a Lugo con la idea de mantener el juego regular que hemos iniciado en las dos últimas jornadas, a pesar de las derrotas. Hacemos un juego constante y este sábado se podrá medir esta regularidad pudiendo cerrar los sets a favor nuestro”. Así pues, el ConectaBalear medirá el sábado a las 17.30 horas en el pabellón municipal de Lugo su madurez deportiva tras la crisis vivida esta semana y con un Molada convencido de que el equipo se quedará instalado en la Superliga.